Al Momento
violencia extrema

RADIOGRAFÍA POLÍTICA Aquiles Cruz Ramales/ plataforma de noticias/ ¨*.- Urgen cambios en el gabinete o al traste *.- “armaos los unos a los otros”

“Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque ésta lo devora.”

 

Terrible el esquema que se está presentando en lo que respecta a la Seguridad y Justicia Oaxaqueña, y para muestra un buen de botones, los linchamientos en los municipios;  de los hechos de Loma Bonita, Tuxtepec y la Balacera de Juchitan en donde se recupera afortunadamente una víctima, el ex presidente asesinado en espinal esta mañana, en una gasolinera, nada les da miedo, actúan como si no existiera la policía.

En algunos casos, lo que antes eran “ajustes de cuentas” o “casos aislados” en materia de carteles de la droga, ahora esperemos que no se migren a los temas de hidrocarburos y las autoridades no se vallan a cerrar en las mismas tristes además de banales explicaciones de siempre sino que se vea la realidad y se resuelva.

En el aspecto local, en lo que se refiere al municipio de Oaxaca, el robo en el transporte público, ahora que se empieza a cerrar el cerco, se traslada al robo a los choferes de los mismos, según explicaciones de los policias , sus jefes les dicen :”eviten problemas” en la estatal Un capitán de apellido Tuñón sale más en sociales y chismes de faldas  recientemente en la prensa dan a conocer detenciones que son baladíes, y esto el refiere, que se debe precisamente a la desarticulación de cuando menos tres bandas que se dedicaban a esta modalidad en el delito de robo, con una desusada además violencia, que desgraciadamente segó la vida de algunos Tuxtepecanos.

Desde nuestro punto de vista, era de esperarse la respuesta de los delincuentes, si el gobierno del estado con comandantes corruptos  al frente en la Seguridad Pública, sumando el importante apoyo solicitado de la SEDENAY SEMAR, aparte de las diferentes divisiones de la Policía Federal, al haber dado un duro golpe al avispero y tener resultados como hacía muchos años que no se daban, debido, entre otras cosas, a los mandos que afortunadamente ya no están, y que además, o no conocían la entidad, o poco les importo el cuidar su seguridad, o en otros casos terminaron involucrados en el delito con algunos de ellos en la cárcel y otros se fueron para enfriar al ambiente.

En la Capital, el cambio que Hernandez Fraguas  se tardó en llevar a cabo y poner a un bisoño no al frente de la seguridad, está dando pocos resultados en el trabajo que primero se hizo en la contención de la desbandada del crimen, y ahora desarticulando a las entidades delincuenciales que operan en nuestra capital, en donde por cierto, se generan el mayor porcentaje de delitos en el estado y ahora por primera vez en mucho tiempo, empieza a dar números desfavorables a la alza.

Excelente que este nuevo, pero muy corto Gobierno del Estado, este poniéndose las pilas y no dejen en el olvido como se hizo con la capacitación real de Policías, Ministerios Públicos y otros funcionarios en el tema de Sistema de Justicia Penal y no se olvide del renglón olvidado del Derecho penal, precisamente, “la cuestión penitenciaria”

Si bien el estado tiene que hacer lo suyo en el tema, también es cierto que no solo la catedra académica hará que los cambios funcionen, sino también lo deberá de hacer, la conciencia social de funcionarios, gobernantes y gobernados para no voltear la cara del otro lado del problema.

Ya en la Secretaria de Educación Pública se inició con la recuperación de los valores devolviendo la ética y el civismo, entre otras cosas, a las aulas de los pequeños y adolescentes que nunca debieron faltar, para recuperar precisamente los valores que se nos han ido de las manos, destruyendo el tejido social y lo peor… el de la misma familia.

Ojalá que nuestro fiscal, los jueces, el presidente del tribunal superior de justicia, la dirección de ceresos y todos los que queremos una Oaxaca y un México mejor, inserten este tipo de enseñanza, la de “LOS VALORES” en sus actividades diarias a toda su gente y por supuesto que empecemos por nosotros mismos.

¿O no? Digo yo nada más digo… Sayonara

Agradecería dejen un comentario sobre la publicación